0-0. Unión consigue un valioso empate en el Maracaná y asume el liderato del Grupo H

·3  min de lectura

Río de Janeiro, 26 abr (EFE).- Unión de Santa Fe de Argentina, con un gol anulado y un penalti atajado, logró este martes un valioso empate sin goles en su visita al Fluminense brasileño en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, lo que le permitió asumir provisionalmente el primer lugar del Grupo H de la Copa Sudamericana.

El conjunto argentino consiguió superar la presión en el estadio carioca y tuvo como héroe al portero uruguayo Santiago Mele, que le atajó un penalti a Fluminense en el último minuto del partido.

El Unión, invicto con una victoria y dos empates, lidera el grupo con 5 puntos a la espera del resultado del partido del jueves entre el Oriente Petrolero boliviano y el Júnior colombiano por la tercera jornada.

El empate en casa, en cambio, estacionó a Fluminense en el tercer lugar del grupo, con 4 puntos, los mismos que Junior, y por delante tan sólo de Oriente Petrolero, colista aún sin puntuar.

El liderato en la Sudamericana y la igualada en el Maracaná, histórica para el "Tatengue", animó a los hinchas del conjunto visitante en medio de la fase irregular del equipo en la Liga argentina, en la que marcha en noveno lugar y lejos de los punteros.

Fluminense, alineado con tres zagueros y con el argentino Germán Cano y el colombiano Jhon Arias como pareja de atacantes, comenzó a presionar desde el primer minuto del partido y dominó la primera mitad pero tuvo dificultades para superar la muralla defensiva argentina.

La jugada más peligrosa la generó el lateral Marlon, que por poco abre el marcador en el primer minuto del partido, pero falló en la finalización.

Marlon se convirtió en el principal protagonista en la primera mitad, impulsando los contragolpes en jugadas con el creativo Paulo Henrique Ganso, y con asistencias que Cano no consiguió finalizar.

Unión, pese a que estuvo más tiempo en la defensa, consiguió llevar peligró a la portería de Fabio continuamente en contragolpes, en uno de los cuales, en el minuto 26, Jonatan Álvez por poco consigue colocar a los visitantes en ventaja pero disparó para fuera cuando ya estaba solo frente al portero.

Tras la jugada en la que Álvez aprovechó un grave error del Fluminense, el conjunto carioca se lanzó nuevamente al ataque en los últimos minutos de la primera mitad, pero Cano estaba sin puntería y el colombiano Arias totalmente desaparecido.

Para el segundo tiempo, el técnico de Fluminense, Abel Braga, ante la necesidad de intentar una victoria desesperada en casa, decidió enviar a la cancha a Fred, el goleador del equipo y al que quería reservar.

Pero el conjunto argentino regresó con más puntería y en pocos minutos Luna Diale y Álvez sorprendieron con peligrosos disparos, el segundo de los cuales llegó a atravesar la portería pero la jugada fue invalidada por fuera de lugar.

La impotencia del tricolor carioca, incapaz de generar peligro y que vio al Unión presionar, comenzó a irritar a los hinchas de Fluminense, gran mayoría entre los 11.140 aficionados que acudieron al Maracaná, y a Braga a probar otros cambios de jugadores, que fueron recibidos con abucheos.

El conjunto argentino, en cambio, fue aumentando gradualmente sus disparos a gol y a mostrar sus ganas de sorprender en el Maracaná.

Con Luiz Henrique y Yago Felipe en la cancha, Fluminense ganó más dominio pero el tiempo fue insuficiente para que el conjunto consiguiera abrir el marcador.

Fluminense por poco consigue su gol en el último minuto del partido, cuando el árbitro uruguayo Esteban Ostojich marcó un penalti para los locales, pero el portero Mele consiguió atajar el tiro de Fred, el hasta ayer héroe y goleador de los tricolores.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.