No habrá más árbitros protagonistas en gestión de Armando Archundia

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, julio 19 (EL UNIVERSAL).- Armando Archundia, presidente de la Comisión de Árbitros, manifestó que además de trabajar en que ya no haya tantos errores en el arbitraje, cambiará la forma en que sus silbantes se comportan en la cancha. Así que se acabarán los tarjetazos en la cara de los jugadores, las discusiones con los técnicos y el finalizar los partidos con poses de torero.

"Todos estamos de acuerdo en que el protagonista es el jugador, no es el árbitro", y por eso ha ordenado que se cambien ciertas actitudes que se tenían en la cancha. "Que se lleve con dignidad el uniforme. Que no se pongan a sonreír a la cámara. El sorteo debe de ser en la palma de su mano. No se pone la tarjeta en la cara del jugador. Todo con respeto, al final la sanción es la misma".

Cuando se pite el final del juego: "El árbitro no debe de ponerse con poses de torero o pistolero. Están los árbitros que se abrazaban al final por un buen trabajo, pero el equipo que perdió seguro no pensará lo mismo, así que váyanse a felicitar al vestidor".

Las creencias religiosas, "no deben de mostrarse en público". Archundia reiteró: "El árbitro no debe de ser protagonista del juego, siempre debe de mostrarse con respeto. Los clubes nos han felicitado por el cambio de actitud, porque los errores se pueden dar siempre. Pero el árbitro debe de ser respetuoso".

La Comisión de Arbitraje reconoce cuatro errores graves, en las tres primeras jornadas del torneo. En su primera rueda de prensa después de ser nombrado presidente de la Comisión de Arbitraje, Armando Archundia reconoció cuatro errores graves durante las tres primeras jornadas del Clausura 2022. Estas jugadas fueron:

América-Toluca. El gol anulado al América por posición adelantada del delantero, porque obstruye la visión del portero, no debió ser así. El gol debió ser validado.

Atlas-Cruz Azul. Después del análisis, fue una jugada fortuita, el choque de Carlos Rotondi con un defensor rojinegro.

El vuelo de la pierna del jugador se encuentra con la pierna del rival. "El entendimiento del futbol nos da que esta jugada no era de tarjeta roja. El VAR lo llamó y se corrigió de manera negativa", dijo Armando Archundia.

Santos-Monterrey. El jalón que se dio al final del partido, sobre Rodolfo Pizarro de Monterrey, debió ser marcado como penalti.

Chivas-Juárez. A los dos minutos se debió de irse expulsado un jugador de Chivas, por juego bruco grave.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.