Ángel Correa 2026: Atlético de Madrid lo acompañó al quirófano y ahora lleva años siendo su casa

·5  min de lectura
Ángel Correa marcó el domingo los dos goles de la victoria de Atlético de Madrid sobre Rayo Vallecano en la liga española.
PIERRE-PHILIPPE MARCOU

Mientras Diego Simeone cumple 10 años como entrenador de Atlético de Madrid, hay otro argentino que se sentiría gustoso de alcanzar una década en el club colchonero. Va en camino. Ya lleva siete años y acaba de poner la firma para extender ese vínculo hasta 2026. Identificación y agradecimiento mutuo sellan la relación de Ángel Correa (26 años) con Atlético.

“Es un orgullo y una alegría llevar tantos años acá. Siento que es mi casa. No lo imaginaba cuando llegué porque lo normal es que un futbolista cambie de equipo al poco tiempo. Agradezco que me quieran tanto. Seguiré exigiéndome al máximo; para mí es como si recién llegara a Atlético”, expresó Correa, que el domingo marcó los goles del 2-0 a Rayo Vallecano, victoria que interrumpió una inédita racha negativa de cuatro derrotas consecutivas por la liga de España.

La historia de afecto recíproco entre Angelito y Atlético pasó primero por un quirófano y luego se sustanció en las canchas. Integrante de la campaña de San Lorenzo que obtuvo la Copa Libertadores 2014, el delantero fue contratado cuando tenía 19 años por 10,5 millones de euros, cifra que convierte la transferencia en la segunda entre las más altas de la historia del Ciclón, detrás de la del colombiano Iván Córdoba a Inter por 14 millones.

Pero el debut en España se retrasó varios meses por un imprevisto de connotaciones dramáticas. Una revisión médica detectó que era necesaria una intervención quirúrgica por un quiste benigno en el ventrículo izquierdo del corazón. “Los médicos me habían dicho que iba a estar todo bien y que no había ningún riesgo de no poder volver a jugar, pero era todo mentira. Me habían mentido. No me dijeron nada antes de operarme para no preocuparme, pero después de que saliera todo bien me reconocieron que existía la posibilidad de que si hubiera ido algo mal no volviera a jugar”, expresó hace unos años sobre la operación que le efectuaron en Nueva York.

Por eso en este nuevo contrato que acaba de rubricar hay una gratitud presente por el apoyo en el pasado: “Antes de ser jugador del Atlético apostaron por mí, el club pagó la operación. Voy a estar agradecido de por vida porque me demostraron cariño desde el primer día”.

La mejor manera de retribuir que encontró el rosarino fue mostrar en todos estos años ser un futbolista de equipo. Prioriza las necesidades colectivas por encima de su conveniencia personal. Nunca una mala cara ni un gesto contrariado si le toca ir al banco o ser reemplazado. No es un indiscutido, pero sí un indispensable. Traducido tácticamente, esto significa que muchas veces se sacrifica para ser el cuarto volante en el 4-4-2 de Simeone, algo que lo aleja del delantero goleador que lleva dentro, tanto como la gambeta y la movilidad para desarmar defensas. Su espíritu solidario nunca implicó falta de ambición: “No quiero estar; quiero jugar en Atlético”, se le escuchó más de una vez.

Su continuidad estuvo en duda hace un par de años, cuando pudo irse si Milan hubiera mejorado una oferta inicial y Atlético hubiera cerrado la incorporación de Rodrigo Moreno. El último domingo Correa formó la dupla ofensiva con Luis Suárez y su efectividad compensó la sequía que arrastra el uruguayo. Desde que debutó el 22 de agosto de 2015 ante Las Palmas, fue sumando hasta convertirse en el argentino que más presencias acumula en la historia de Atlético: acumula 305 partidos, con 53 goles y 51 asistencias. Está cuarto entre los máximos anotadores de la era Simeone, por detrás de Antoine Griezmann (138), Diego Costa (75) y Radamel Falcao (58). En la lista de argentinos que más jugaron en el equipo colchonero dejó atrás al Kun Agüero, que alcanzó la marca de 231 cotejos entre 2006 y 2011. Del plantel actual, en cantidad de encuentros lo superan solamente Koke (519) e Jan Obak (323).

Reconocimiento de Diego Simeone a Correa con un afectuoso saludo.
CRISTINA QUICLER


Reconocimiento de Diego Simeone a Correa con un afectuoso saludo. (CRISTINA QUICLER/)

El nombre de Correa también está ligado al último gol que se marcó en el estadio Vicente Calderón, paso previo a la mudanza al nuevo Wanda Metropolitano. Y su influencia fue decisiva en la conquista del último título de la liga. La derrota ante Valladolid le daba vida a Barcelona, pero llegaron el empate de Correa y luego el gol de la victoria de Suárez. En el último tramo del torneo, cuando a Atlético se le esfumaba la amplia ventaja que había conseguido, ante el acoso de Barcelona y Real Madrid, Correa se destacó con cinco goles y dos asistencias en las últimas nueve fechas. Así sumó su tercera estrella, tras la Europa League y la Supercopa de Europa en 2018.

Festejo con Lionel Messi en la última Copa América; a Angelito lo espera el Mundial de Qatar.
Foto AP / Bruna Prado


Festejo con Lionel Messi en la última Copa América; a Angelito lo espera el Mundial de Qatar. (Foto AP / Bruna Prado/)

“Empezamos bien el año. Esperemos que las lesiones nos respeten para poder pelear contra los más grandes. Es lo que queremos”, expresó Correa, a quien seguramente el 2022 le reservará un lugar en el plantel del seleccionado argentino que irá al Mundial de Qatar, tras ser parte de la conquista de la Copa América. Mientras tanto, su continuidad en Atlético está relacionada también con el proyecto de vida familiar en Madrid, donde convenció a su madre de que se instalara junto a los cuatro hermanos más pequeños del total de diez, luego del fallecimiento del padre –lo acompañaba a jugar al baby fútbol– cuando Ángel tenía 10 años y de la tragedia del hermano que se suicidó en 2017. “Gracias a Atlético, mi familia y yo dejamos de ser pobres”. Llegados los tiempos de abundancia, Atlético y Angelito se entienden y se aprecian para seguir estando juntos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.