Las Águilas tienen el deber de superar a los de La Fiera

·1  min de lectura

Sebastián García M.

CIUDAD DE MÉXICO, julio 31 (EL UNIVERSAL).- Si el América no logra sacar los tres puntos en su visita al León, el mundo se le puede venir encima a Fernando Ortiz.

La prosapia del América no se conforma con haber hecho buenos juegos en su gira por Estados Unidos, contra equipos europeos, porque donde estén, las Águilas deben convencer.

América sólo ha ganado un partido en el torneo. Con un juego pendiente, la tabla de competencia coloca a los de Coapa en un vergonzoso decimoquinto lugar, lo que molesta a sus directivos, a su afición y que pone el banquillo de Fernando Ortiz muy caliente.

Parece que al argentino se le ha terminado la magia con la que llegó como relevo el torneo pasado. Sí, todo lo que hizo en el semestre anterior se borra, no se puede vivir de eso, no es suficiente para la historia azulcrema. O gana, o los fantasmas comenzarán a hacer sonar sus cadenas. Y del otro lado, con el León, la situación es parecida, sólo un triunfo de Renato Paiva, pero la presión —claro—, no es la misma.

* SANTOS BUSCARÁ DESQUITARSE CON EL ATLAS DE SU CAÍDA. Entre primos te vas. En lo que será una edición más del "clásico Orlegi", el Santos Laguna le hará los honores al bicampeón Atlas.

Los equipos, ambos administrados por la empresa de Alejandro Irarragorri, tienen urgencia de ganar. Los laguneros no lo hacen desde la Fecha 1 y vienen de caer con Toluca y los Rojinegros arrastran dos descalabros seguidos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.